sábado, 27 de diciembre de 2008

Vuela




“Una palabra es un pájaro en mitad de una página
Tú eres una palabra en medio de una hoja en blanco
Y puedes volar hasta donde quieras…
Vuela…vuela…antes que la página pase…
Antes de que caiga la noche…”


A.Soler

Ana, la eterna ilusa: Inocentes

Ana, la eterna ilusa: Inocentes

viernes, 19 de diciembre de 2008

Buscando respuestas

-Enséñame a dormir, tú que puedes.
-A dormir no puedo enseñarte.
-Enséñame a vivir, tú que sabes.
-
A vivir no sé enseñarte.
-Enséñame a respirar, que a ti no te duele.
- A respirar no puedo enseñarte.
-Muéstrame quién puede enseñarme.
-Solo existe una persona que puede hacerlo,
-¿Quién es tu maestro, quién tiene la respuesta?
-Las respuestas las tienes tú.
-No, sé que tú lo sabes, dime como aprender.

- Sólo tú ves esos obstáculos. Tú sabes, tú puedes. Escucha tu corazón ¡late!, mírate ¡Víves! Al darte cuenta de ambas cosas dormirás.


Safe Creative #0812192270778

lunes, 15 de diciembre de 2008

La noche oscura




Hoy mis pensamientos están con una amiga que está pasando una noche oscura, de esas que sentimos eternas. Ella sabe que escribo lo que mi alma me susurra y sé que me permitirá que le dedique ésta entrada.
Abraza esa pena, Raquel, manifiesta tu dolor. Y, aunque sientas que durará siempre, cicatrizarán esas heridas y el largo otoño pasará.



"Cuando nos invade la pena,
un día dura tanto como tres otoños".

Lee Thanh Tonh

Me han hecho un regalo!


Hace poco que inició su blog MarianGardi, http://mariangardi.blogspot.com/ y ya ha recibido su primer premio "CAMINAMOS JUNTAS". He tenido la suerte de que desee compartirlo conmigo. Como las dos somos novatas en esto sigo sus indicaciones. Son unas pequeñas normas de actuación, imagino que para mostrar nuestro agradecimiento y compartir nuestra alegría con más amigos;

1º Dedicarle un tema con la referencia y enlace a quien te lo entregó.

2º Entregarlo a su vez a cinco blog que se considere lo merecen.

3º Comunicárselo a cada premiado en su blog.

4º Lucirlo en el blog propio es opcional (pero si lo aceptas...además éste es muy bonito).


Con mucho cariño creo que deben ser portadoras del premio caminamos juntas akgunas amigas que aparecen a continuación, ellas fueron las primeras que me visitaron y, seguimos caminando juntas. El premio es, por ello, muy acertado. Tengo la suerte de caminar junto a más amigas aún, sólo puedo poner cino ahora. Espero poder compartir otro premio con las demás muy prontito. Las tengo también presentes: María, Raquel, Marysol, Ana, Angela, Mari Carmen, Verónica, Tía Elsa, Cecy, Elsis, Patrulich, Balovega, Loose, Isabel, Natacha, Kareen...Como veis soy una privilegiada. Me siento feliz de que vengan, de ir de visita y encontrarlas siempre en casa.





Un abrazo apreciadas amigas.




miércoles, 10 de diciembre de 2008

Lo que tú ya sabes



Las palabras ofrecen una guía poco fiable de nuestro sentir. En muchos casos dista mucho lo que pensamos de lo que decimos. Los gestos, el tono de voz, la distancia entre las personas, las vibraciones que emiten, el olor…contienen tanto mensaje que lo que decimos distorsiona lo que queremos decir.

Por eso cuando, como ahora, solo tenemos las palabras para comunicarnos, debemos estar muy atentos a lo que nos llega escondido entre las líneas al leer, y también alertas a la hora de escribir, para transmitir, más allá de la palabra, nuestro sentir.

El obstáculo se hace mayor cuando nos fallan las palabras, se pierden en el camino y nos quedamos sin “material” para construir el puente que cruza el espacio que nos separa.

Quiero encontrar la manera de llegar al otro lado, de trasladarte lo que he ido recogiendo por este invisible camino de la vida, encontrar el modo de que lo que he andado te ayude en tu caminar porque no es bueno que una y otra vez andemos los mismos senderos oscuros solos, esos que otros anduvieron en la misma soledad. Deseo encontrar el modo de poner “carteles” en los caminos inciertos de tu vida para que te sea un poco más fácil avanzar.

Te hablaré del dolor, de la soledad, de la angustia, del miedo-ese que nos impide a veces continuar-. Te hablaré de ello porque a traves de esos sentimientos, de esa oscuridad, llegué a encontrar esperanza, alegría, confianza y amor más allá del sufrimiento.
Ese conocimiento, el saber que el camino de la soledad también lleva a la compañía, que el dolor fortalece, que la desesperación cambia de color convirtiéndose en esperanza, es el que quiero regalarte con toda humildad. Quiero que lo pasado no solo me fortalezca a mí, deseo que tú salgas también fortalecido, que te des cuenta que tienes también lo que yo poseo, que venimos al mundo completos, repletos de todo lo que buscamos sin cesar.

No pretendo ser tu maestra, apenas sé nada que pueda enseñarte, solo deseo acercarme y mostrarte mis heridas cicatrizadas, que sepas que sangraron un día como las tuyas pero que llegaron a cerrarse, entregarte también mi abrazo, por si pudiera faltarte el cariño, la comprensión y el calor de una amiga. Decirte que soy como tú, que a veces tengo miedo y que soy vulnerable. Que somos iguales, que si yo puedo caer y levantarme, y otros pudieron antes, también tú puedes. Solo quiero recordarte Lo que tú ya sabes.

Vivo como una simple hoja amarilla que ,en cualquier momento puede caer del árbol y, quiero llevarte, al caer lentamente en mi vuelo, una leve brisa que te acaricie, que sientas que no estás solo, que no estamos solos. Quiero dejarte la paz y la calma en la que ahora me encuentro.


Safe Creative #0812101743324

sábado, 6 de diciembre de 2008

¿Cuánto has vivido realmente?



Yo he vivido 2 años, 8 meses y cuatro días. Como sabéis hoy es mi cumpleaños y estoy feliz de haber alcanzado esa edad. Desde que la vida me regaló la libreta no he dejado de escribir todos los días en ella. Escuchad esta hermosa historia que me alimenta desde hace tiempo.

"Al caminante le llamó mucho la atención una colina a la derecha del sendero. Estaba tapizada de un verde maravilloso y había un montón de árboles, pájaros y flores encantadores. La rodeaba por completo una especie de pequeña valla de madera lustrada. Una portezuela de bronce lo invitaba a entrar.
De pronto, sintió que olvidaba el pueblo y sucumbió ante la tentación de descansar por un momento en aquél lugar.
Traspasó el portal y empezó a caminar lentamente entre las piedras blancas que estaban distribuidas como al azar, entre los árboles.
Dejó que sus ojos se posaran como mariposas en cada detalle de aquel paraíso multicolor.
Sus ojos eran los de un buscador, y quizá por eso descubrió aquella inscripción sobre una de las piedras: Abdul Tareg, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días

Se sobrecogió un poco al darse cuenta de que aquella piedra no era simplemente una piedra: era una lápida.
Sintió pena al pensar que un niño de tan corta edad estaba enterrado en aquel lugar.
Mirando a su alrededor, el hombre se dio cuenta de que la piedra de al lado también tenía una inscripción. Se acercó a leerla. Decía:

Yamir Kalib, vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas

El caminante se sintió terriblemente conmocionado.
Aquel hermoso lugar era un cementerio, y cada piedra era una tumba.
Una por una, empezó a leer las lápidas.
Todas tenían inscripciones similares: un nombre y el tiempo de vida exacto del muerto.
Pero lo que lo conectó con el espanto fue comprobar que el que más tiempo había vivido sobrepasaba apenas los once años…Embargado por un dolor terrible, se sentó y se puso a llorar. El cuidador del cementerio pasaba por allí y se acercó.
Lo miró llorar durante un rato en silencio y luego le preguntó si lloraba por algún familiar.
-No, por ningún familiar —dijo el buscador—. ¿Qué pasa en este pueblo? ¿Qué cosa tan terrible hay en esta ciudad? ¿Por qué hay tantos niños muertos enterrados en este lugar? ¿Cuál es la horrible maldición que pesa sobre esta gente, que les ha obligado a construir un cementerio de niños?
El anciano sonrió y dijo:
- Puede usted serenarse. No hay tal maldición. Lo que pasa es que aquí tenemos una vieja costumbre. Le contaré…:“Cuando un joven cumple quince años, sus padres le regalan una libreta como esta que tengo aquí, para que se la cuelgue al cuello. Es tradición entre nosotros que, a partir de ese momento, cada vez que uno disfruta intensamente de algo, abre la libreta y anota en ella:

A la izquierda, qué fue lo disfrutado.
A la derecha, cuánto tiempo duró el gozo.

Conoció a su novia y se enamoró de ella. ¿Cuánto tiempo duró esa pasión enorme y el placer de conocerla? ¿Una semana? ¿Dos? ¿Tres semanas y media…?
Y después, la emoción del primer beso, el placer maravilloso del primer beso…¿Cuánto duró? ¿El minuto y medio del beso? ¿Dos días? ¿Una semana?
¿Y el embarazo y el nacimiento del primer hijo…?
¿Y la boda de los amigos?
¿Y el viaje más deseado?
¿Y el encuentro con el hermano que vuelve de un país lejano?
¿ Cuánto tiempo duró el disfrutar de estas situaciones?
¿Horas? ¿Días? Así, vamos anotando en la libreta cada momento que disfrutamos… Cada momento.

Cuando alguien se muere, es nuestra costumbre abrir su libreta y sumar el tiempo de lo disfrutado para escribirlo sobre su tumba. Porque ese es para nosotros el único y verdadero tiempo vivido”.


¿Cuánto has vivido realmente?

Hoy es mi cumpleaños

Este blog nació hace apenas dos meses, animada por una gran amiga que me invitó a visitar el suyo. Es Telxínoe, deleite del corazón. Está aquí, junto a los demás blogs amigos, os animo a visitarle.
Hoy es mi cumpleaños y recibo, llorosa aún por la emoción... su regalo! Me ha dedicado un post lleno de amistad, cariño y amor. Hoy me siento feliz de haber abierto esta puerta, que me está abriendo tantas y me está acercando aún más a las que ya estaban en mi corazón.

Deseaba compartir mi alegría con vosotros. Regalaros la primavera, el otoño, el invierno...la estación que más os guste. Estoy tan emocionada. Os contaré una historia hermosa en este día para la que reservo una entrada.

Un abrazo a todos y a cada uno de los que hoy venís a celebrarlo conmigo.

martes, 2 de diciembre de 2008

Las cosas más bellas de este mundo




El día es oscuro y lluvioso. El frío del norte pasa a través de las ventanas y humedece todo. Consigue llegar a cada célula de mi cuerpo y me acurruco junto al cálido radiador. Hoy la lluvia emborrona mis letras. La melancolía llega, escondida en la oscuridad del día. Dejo de escribir el manuscrito que me mantiene ilusionada desde que encontré la fuerza para empezarlo.
Aún me quedan dos horas en soledad. Busco la compañía de mis páginas de lectura diaria. Leo los correos con unas líneas de mis amigos. Me escriben un verso, me envían una melodía o una presentación en power point. Otras veces un HOLA bien grande seguido de UN ABRAZO y ya está; cualquier forma es buena para decirme que siguen conmigo, en la distancia. Después me dispongo a leer a mis nuevas amigas y amigos de blog, que han vuelto a escribir su sentir. Y me llega. No puedo verles ni tocarles pero les siento.



"No es posible ver
ni siquiera tocar
las mejores
y más bellas cosas
de este mundo.
Hay que sentirlas
con el corazón".
Helen Keller.


Ella lo descubrió pronto. También lo he descubierto yo y sus palabras me sirven hoy de alimento.Seguiré escuchando, sintiendo con el corazón.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Parte de mí

Cuando este blog era tan solo una idea, una amiga me prevenía del "peligro". ¡No te abras a los demás aquí! No pongas fotos, no cuentes cosas personales... Intenté tranquilizarla diciéndole. -No vale la pena regalar algo a los demás si no es con las manos abiertas, arriesgándonos a no encontrar otras manos que reciban las nuestras.
Aún así siento el miedo del que parece lanzarse al vacío en este momento en que "publico" con todo cariño este vídeo y os regalo parte de mí misma.
Quiero compartir con vosotros la alegría que esconde la tristeza, el aprendizaje que esconde el dolor y la emoción que siento de seguir aquí compartiendo mi vida con todos, con la confianza de que vosotros, las personas con quienes comparto estos sentimientos, hareis buen uso de este regalo.
Un abrazo a todos y cada uno de vosotros.

video
Related Posts with Thumbnails